Velas Aromáticas Caseras

Velas aromáticas caseras

Hay muchas maneras de calmar el alma, y una de ellas, con la ayuda de una vela, son las velas aromáticas caseras. Estas velas duran mucho tiempo y emiten un hermoso aroma que relaja al usuario. Lo más importante es que el usuario se sienta mejor, y por eso a mucha gente le gusta usarlas. A continuación le ofrecemos algunos consejos para que pueda disfrutar de los beneficios del uso de estas velas.

Descubra cómo hacer sus propias velas con los consejos del blog de MANGALA.ES. Ya que la fuerza de las velas es ilimitada: te ayudan a desconectar, a enriquecer y a apreciar los climas cálidos y sinceros.

Llegas cansado del trabajo y lo principal que necesitas es entrar en tu pequeño mundo que es tu casa y desconectar. Una ducha decente, música, cocinar o dejarte llevar por alguna creación de bricolaje. Una opción ideal para pasar un buen rato y desconectar. ¿Nuestra propuesta? Hacer velas artesanales que oculten la confidencialidad: cuando se disuelva, podrás involucrarlas como aceite para amasar el cuerpo.

ELIGE PRIMERO TU ACEITE ESENCIAL FAVORITO

Lavanda: da al clima un ambiente excepcionalmente relajante.

Eucalipto: tiene propiedades revitalizantes (en caso de que lo utilices como aceite para frotar la espalda, te ayudará a aliviar el tormento muscular).

Romero: su olor es excepcionalmente refinador (en el caso de que decidas utilizar la vela como aceite para frotar la espalda, es ideal para las piernas cansadas).

Limón: es ideal si buscas novedad y una pizca de corrosividad.

Ylang: da una nota de potenciación sexual a su vela.

A continuación, observa la guía bit a bit que te propone MANGALA.ES, un espacio con mil y una pistas para una vida más solidaria y sólida a través del desarrollo “hazlo sin ayuda de nadie”. ¡Qué tal si ponemos todo en marcha!

1 Preparar los componentes vitales

2 Esterilizar los recipientes

3 Colocar la mecha

4 Mezclar al baño maría

5 Comprobar la temperatura

6 Verter la combinación

7 Dejar que se endurezca

 

Velas aromáticas caseras

comprar velas aromáticas

¿QUÉ NECESITAS PARA HACER UNA VELA DIY?

60 g de cera de soja, (este tipo de cera es biodegradable, deja menos sedimentos y se consume más tranquilamente que la cera de aceite de lámpara), 20 g de margarina de karité, 19 g de aceite de almendras, aceite de oliva o el que decidas y 1 g de la mezcla del aceite medicinal que más te guste (por ejemplo 20 gotas de pomada natural de lavanda y 20 gotas de bálsamo rejuvenecedor de eucalipto).

 HERRAMIENTAS PARA HACER LAS VELAS

También necesitarás un medidor de vidrio para calcular las cantidades, el recipiente donde irá la vela, unas tijeras y un trozo de hilo de algodón y un palo de madera para tener la opción de hacer la mecha de forma artesanal.

 

3) Para crear tus velas puedes reutilizar los envases de vidrio (envases de conservas, envases de aceitunas, etc.) Pero primero debes desinfectarlos lavándolos con limpiador y agua y después ponerlos en una olla en posición ascendente. Añade un material en la parte inferior de la olla para que los envases no se muevan y cúbrelos con agua hasta que sobresalga algo así como 5 cm por encima de los envases. Tapa la maceta y cuando burbujee deja que lo haga durante unos 10 minutos. Debes dejar que se sequen totalmente al aire.

COLOCAR LA MECHA

Ata un trozo de hilo de algodón a un palo de madera para hacer tu mecha. Luego, en ese momento, ablande la cera al baño María y absorba el hilo. Deje que se seque hacia arriba en otra superficie o en el recipiente de cristal donde se colocará la llama.

 

MEZCLA 

Mezclar la margarina de karité y el aceite de almendras en la disposición de la cera con las sumas demostradas en un recipiente y dejarlo hasta que la combinación esté totalmente ablandada.

 CONTROLAR LA TEMPERATURA

Introduzca un termómetro en la combinación y cuando la temperatura haya llegado a los 40°C, añada 1 g de bálsamo medicinal de eucalipto y 1 g de aceite rejuvenecedor de lavanda. Puede utilizar su pomada rejuvenecedora preferida.

 

 VIERTA LA MEZCLA

Cuando hayas añadido los ungüentos rejuvenecedores a la combinación que acabas de hacer, vacía la sustancia que prefieras en el compartimento, poniendo la mecha por delante. Puede utilizar cualquier recipiente de cristal siempre que lo haya limpiado y desinfectado con antelación.

 

 DEJA QUE SE SOLIDIFIQUE

Deja que la luz se enfríe hasta que se endurezca totalmente. Cuando la hayas mirado, corta con la ayuda de unas tijeras la mecha del palo de madera.

 

 ¡YA TIENES LA VELA!

¡Cuando cortes la mecha tendrás tu propia vela aromática hecha con tus propias manos y con fijaciones normales! Como te hemos dicho, esta llama, al ablandarse, funciona como aceite para frotar el cuerpo. Para tenerla como llama ornamental, puedes ponerla en la mesita de noche, en el lavabo para una reunión de spa en casa o cerca de la mesita de noche para tener un aroma excepcionalmente maravilloso antes de dormir.

 

Hay muchas razones por las que las velas son mejores que otros artículos perfumados: Son fáciles de hacer, son una opción ecológica, son más baratas que comprarlas, tienen muchos beneficios para la salud, tienen muchos usos decorativos, tienen muchos usos aromaterapéuticos, tienen muchos usos religiosos y espirituales y no son una moda. Todas estas razones las convierten en un gran regalo o en un gran capricho para uno mismo.